top of page
Buscar
  • Toni Navarro

Gabriel Japón, “Soy un militante que nació, creció y morirá dentro del socialismo”

Actualizado: 20 may 2022

Es de mirada esquiva y a veces se siente incómodo cuando le preguntan por datos personales. Toma Café en moderación, "lo normal -dice riendo- en un país donde un café roza los 2 euros". Se conoce todos los rincones de Coria del Río y le seguimos a paso apurado hasta el bajo de un edificio que es conocida como La Casa del Pueblo.


Gabriel Japón se disculpa por su vestimenta nada más empezar. “Perdona, es que vengo de caminar, mi nuevo hobby”.


Cerca del final de los Recuerdos…, Gabriel Japón incluye un texto breve en el que relata cómo se hizo socialista. Lo mismo que en los relatos de Morris y London, el punto de partida es la experiencia de vida —como panadero, como peón de albañil, como ferralla de la construcción— que le habría enseñado a amar el trabajo creador y a sentir simpatía hacia su pueblo. Como ellos, relataba que en ese momento era “socialista sin saberlo” y, lo mismo que en la mayoría de los casos, el paso decisivo lo daría, a través de Luis Yáñez.


Pero el movimiento socialista no solo proveía el modelo de textos breves que explicaban las razones de ingreso a sus filas, sino también el de largas y detalladas memorias. “Soñé y sueño con un Partido Socialista grande, fuerte, disciplinado, unido […] cuya columna vertebral debe ser la clase obrera sindicalmente organizada […], hemos de volver a la triple fórmula […] a la guerra de clase, a la conquista del Poder por el sufragio universal libre y secreto y a la socialización de los medios de producción y de cambio”


Desde su vuelta de Suiza le atraían mucho las manifestaciones, y acudía a ellas entusiasmado. Políticamente, no estaba bien formado, pero se identificaba con el ambiente de lucha de la juventud. Él era joven y tenía ganas de luchar, de hacer cosas. La campaña de solidaridad con Nosotros y el prestigio que le había dado la propia calidad de las octavillas, el hecho de que los activistas y militantes iban a todas las manifestaciones que convocaba el PSOE y el ya relatado cambio experimentado en su dirección crearon las condiciones propicias para su ingreso. Influyó sobre todo la voluntad de contribuir a cambiar y asumir las responsabilidades que haya que asumir, luchar por los propios ideales desde el poder o desde fuera y, sobre todo, pensar que lo justo es luchar contra las desigualdades y las injusticias que padecen los ciudadanos y no preservar su estatuto de independencia personal al margen de los intereses de los demás. Cuando aparecieron nuevas personas (Luis y Carlos Yáñez principalmente), le pareció que donde había que estar era en el PSOE. Un día vino a su casa y empezaron a hablar sobre la situación política. Ellos le dijeron que en general estaban de acuerdo con sus propuestas y, de repente, le preguntó:


- Oye, ¿pero es que no queréis ingresar en el PSOE?

- Pero si no nos quieren.

- ¿Cómo qué no?

¿Queréis ingresar?

- Pues sí, quisiéramos.

- Pues ya está, ya sois


En Coria del Río un pequeño grupo de estudiantes y trabajadores, sobre todo, normalistas. Las reuniones la solían hacer en distintos sitios para no ser detectado por las fuerzas del orden público, Unas veces en Calle Capitán Vigueras, en Sevilla, entonces despacho de Felipe González, otras veces en un reservado del bar Casa Pascual, actual sede del Banco BBVA, en la casa de Luis Yáñez, en casa Ricardo que entraban por la parte trasera en el prado que el padre tenía una carpintería de barco, cuando estaban reunidos tenía una persona de vigilancia que era Leal el viejo. Su presencia daba un tinte emocional a su causa. Mientras se toma un café, él, durante la grabación, asegura que “no tener esperanza es lo peor que le puede pasar a un ser humano”


Fotografías: Toni Navarro

- Comencemos por el principio. Nos gustaría conocer algunos datos básicos sobre sus orígenes sociales…

Es un hijo de Coria del Río, de una familia muy conocida, de Anita Parra, conocida también porque tenía una panadería, además me enorgullece, porque en aquella época mi madre quita mucha hambre en Coria del Río, y mi padre, un trabajador nato, Vicente Japón Jamardo, (de la familia la Guancha), fue presidente de una cooperativa de panaderos en la República, vengo de una familia muy castigada por el franquismo, éramos diez hermanos quedamos tres. No me gusta mucho hablar de mí, creo que son los demás los que deben hacerlo y valorar mis hechos. En cualquier caso, sí debo decir que mi familia me ha inculcado los valores de la humildad, el trabajo, la solidaridad y, sobre todo, el amor a mi pueblo.


- ¿Qué recuerdos de tu niñez?

Bellísima estampa de una edad, una época irrepetible, nuestra patria, nuestra "tierra natal", la infancia, y no digo esto por una soplonería de nostalgia, sino porque entiendo que es allí donde están nuestras raíces, el núcleo de nuestra identidad y nuestros sentimientos y afectos y rostros y sabores y aromas que nunca abandonamos, es el corazón de nuestro ser como personas. Aquellas calles pobladas de vecinas, sentadas en las puertas de sus casas, charlando de sus cosas, y esa sintonía de la radio que se escuchaba desde la calle porque las puertas de sus casas las dejaban abiertas sin ningún peligro. Me lleno de oxígeno puro al recordar esa naturaleza que brotaba de campos verdes cubiertos de espigas y amapolas, ese río donde nos bañábamos en aguas limpias y cristalinas que parecían mares con sus arenas de playa; o esos triciclos que pedaleábamos por la calle sin ningún peligro, o esas bicicletas que circulaban cerca de escasos coches donde no había cinturones ni semáforos, ni nadie llevaba de la mano móvil porque no existían. Los niños pasábamos mucho tiempo en la calle jugando con la pandilla de amigos, a juegos imaginarios, inventados, o los que en aquellos tiempos se jugaban, como al escondite, al correr corre, ladrón y policía, al yoyó, a la comba, a la goma, a las tabas, a los alfileres, a la gallinita ciega, al corro de las patatas. Malo por la época que vivimos de la dictadura, porque a mi padre le quitaron casi todo, para pagar la guerra franquista, Aquel ambiente sano y primario, fue determinante respecto a valores tangibles que orientaron decisiones a lo largo de mi vida.


- Háblenos de su formación, sus lecturas, qué nivel de educación formal alcanzó…

Grandes recuerdos, Cursé el primer año de primaria, con Doña Josefa Zamora, más tardes con Hipólito Lobato, y con 12 años, salí de la escuela y empecé a trabajar en la panadería del Niño, todo el tiempo era trabajar, no había tiempo para otra cosa, desde 11 de la noche a siete de la mañana, cuando salíamos íbamos a la Dehesa de Coria a vender el pan, y sobre el mediodía de vuelta, dormir un rato y empezar de nuevo. Mis lecturas fueron una mezcla de política y literatura. Recuerdo haber leído a Gorki, Dostoievski, Víctor Hugo, muchas novelas…


- Pensando en las nuevas generaciones que se acercan a la militancia, resulta muy valioso que nos cuente cómo fue su primera vinculación con la política, siendo usted tan joven, ¿ qué intereses o inquietudes lo movilizaron? ¿Cómo conoció a Luis Yáñez? ¿Cómo fueron sus primeras reuniones y lecturas? El barrio era mayoritariamente de izquierdas, muy influenciado por la Guerra Civil Española, con simpatía por la República. Esa fue mi primera vinculación difusa con la política. Un grupito de chicos del barrio, de 14 o 15 años, nos contactamos con una asociación cultural, en la que estaba Luis Yáñez. Él nos acercó al socialismo, proporcionándonos materiales. Entre otros, el Manifiesto de Fundación de la IVª Internacional (1938) y el Manifiesto contra la Guerra (1940). Comenzamos a reunirnos, hablar de política y estudiar esos y otros materiales.


Fotografías: Toni Navarro

- ¿Cuáles fueron según su criterio las principales renuncias que tuvo que hacer la izquierda durante la transición?

Yo creo que la izquierda hizo concesiones, por ejemplo, sobre las formas de estado, sobre la bandera, y sobre todo aceptando unas elecciones en las que, independientemente de la voluntad del gobierno de entonces, había enormes presiones del pasado que sobre todo eran perjudiciales para el Partido Comunista, recuerdo en este orden de cosas la declaración del alto mando del ejército al día siguiente de nuestra legalización reprobándola brutalmente y acentuando todavía más el temor de los electores a votar comunista en aquel contexto. Pero también hizo concesiones la derecha, particularmente el partido dirigido por Adolfo Suárez, que fue capaz de asumir el programa que la oposición democrática había concretado para un gobierno provisional de cambio, e hicieron concesiones lo que teniendo como sucedía hasta entonces todo el poder en las manos aceptaron devolverlo al pueblo. La transición se hizo sobre la base de estas concesiones mutuas, de una voluntad recíproca de consenso y hoy está más claro quizá que hace unos años el papel positivo que Adolfo Suárez jugó en aquel proceso. El desarrollo político democrático de nuestro país abre hoy la posibilidad de completar algunos de aquellos cambios que no pudieron culminarse completamente en el periodo de transición, pero que son necesarios en el día de hoy, y la derecha tendría que aprender de lo que hizo Adolfo Suárez y aceptar avances democráticos que la mayoría del país reclama.



- ¿Y usted siempre quiso ser político?

No, yo solo estaba contra la dictadura. En aquella época todo el mundo tenía miedo No podía vivir sin libertad: me gustaba leer y escribir, pero todo lo que escribía me lo censuraban. Y yo no podía vivir en un país amordazado. Como mi padre, que era un republicano histórico para mí y un combatiente por la libertad, aunque nunca fue socialista, más tarde yo me voy a trabajar a Suiza durante 5 años, allí descubro lo que es una democracia, cuando regreso del país suizo en el año 1972, había que iniciar una lucha contra el dictador y el franquismo para que mis hijos vivan en libertad. Aunque no quiero dejar de decir que me caso en el 1968, con Rosario Japón Núñez, nace en mí las inquietudes políticas y me afilio en Partido Socialista. Yo estuve siempre contra el Gobierno, siempre. Por eso pasé por la cárcel. Aunque nunca me rendí, nunca hablé en los calabozos.


- ¿Le torturaron?

Sí, me pegaron y me aplicaron la tortura del sueño.


- ¿En qué consistía eso?

En que no te dejaban dormir. Me empujaban y me insultaban, me amenazaban asegurándome que me iban a matar, todo para que no me durmiera. No sé cómo, pero aguanté dos días así. Pero después de esos dos días les dije que llamaran al jefe de policía, que quería hablar con él. Ya no recuerdo cómo se llamaba, pero sí que era un tipo muy atildado, con un traje de chaqueta adornado con el emblema de un colegio militar. Entró, con una sonrisa, pensando que iba a denunciar a mis compañeros. Y yo, al verle, salté sobre él, no sé


- ¿Cómo se enteró del golpe de estado del 23F? ¿Dónde estaba usted?

Yo vivía por entonces en Coria del Río, pero ese día estaba regresando de vuelta del trabajo en el coche, cuando llegue a casa mi mujer y me dice: “Algo está pasando en España”. Salté de la silla y nos pusimos en contacto con, Luis Yáñez. Y nos advirtió que no se nos ocurriera ir para allá, que no se sabía si aquello era de los militares o de las derechas. Teníamos miedo todos los integrantes que estábamos en los movimientos políticos. En ese año le quitábamos tiempo al trabajo o al sueño para poder reunirnos en la clandestina, en la pega de carteles muchas noches Guardia Civil nos abordaba, nos retiraba los enseres y apuntarnos con los fusiles. Las reuniones la solíamos hacer en distintos sitios para no ser detectado por las fuerzas del orden público, Unas veces en Calle Capitán Vigueras, en Sevilla, entonces despacho de Felipe González, otras veces en un reservado del bar Casa Pascual, actual sede del Banco BBVA, en la casa de Luis Yáñez, en casa Ricardo que entrabamos por la parte trasera en el prado que el padre tenía una carpintería de barco, cuando estamos reunidos teníamos una persona de vigilancia que era Leal el viejo.


- ¿Cómo se vivió, en la organización a la que pertenecía, el golpe de 1976? ¿Qué balances hicieron del hecho y cómo impactó eso en la militancia? Fue una experiencia muy traumática, ya que no nos habíamos preparado suficientemente como para enfrentar la extrema dureza de la represión, no previmos la magnitud de la represión que lanzarían los militares. Inmediatamente después del golpe de Estado, los gobernantes comprendieron que debían reforzar las medidas de seguridad, y las medidas de autodefensa de los sectores de masas a los que estaban vinculados.


Fotografías: Toni Navarro

-¿ Que pensó cuando vio entrar a Tejero en el Congreso?

Pensé que era un golpe de estado porque yo conocía por fotografías de prensa a Tejero y que, si aquel golpe triunfaba, la democracia y personalmente muchos de los que estábamos en política, habríamos llegado a nuestro fin.


- ¿Fue en las primera listas?

Estuve en las primeras lista en el número 17, pero por mi trabajo no me permitía optar ha puesto de arriba, los compañeros deseaban que fuera en el número dos, en aquel entonces no se vivía de la política, aquellas primeras gano el Partido Comunista con Antonio el médico, recuerdo que nos fue difícil confeccionar las lista, había mucho miedo, todo el mundo con miedo, porque soy de izquierda, aunque en mi casa no me comentaban nada, las personas y más los mayores me contaban todo el daño que el franquismo en mi familia, (Picara, Marcelo etc.) asesinaron a primos hermanos míos a la edad de 17 y 18 años, mi padre estuve encarcelado en la cárcel, gentes que eran franquista lo sacaban, por otro lado, porque yo había estado de niño, en la cooperativa de panadero mi padre era el presidente, le tenía mucho cariño, si la Guardia Civil encarcelaba a mi padre ellos lo sacaban, esa fue la suerte, mi madre, según me cuenta ella nunca me hablo de ello, estuvo presa en la cárcel, le dieron el purgante, en la cárcel de la iglesia, a un primo segundo de mi madre, estuvo escondido por mi padre en la panadería, había sido alcalde de Los Palacios, su primo Enrique, intento salir por Portugal, pero fue entregado por Salazar.


… Socialista

Hombre he llorado por el partido socialista.

- ¿Qué recuerdas de las primeras elecciones?

Para nosotros fue una fiesta de la democracia, recuerdos de las primeras elecciones municipales, nosotros en aquel tiempo apoyamos mucho a Carmen Pichardo en Palomares del Río, en esa fiesta Pepe Chacón, una persona ya avanzada, decía en voz alta, se emociona, igual entramos igual que ellos, nosotros con fiesta ellos pegando tiros.


- ¿No es hora de dejar de lado siglas políticas, algo que a nivel local no tiene tanta importancia, y tratar de remar todos en la misma dirección para que este pueblo pueda tener un futuro?

Coria del Río tuvo varios alcaldes ejemplares, que fueron don Carlos Yáñez, Paco Nieto, Fernando Suárez y José Vicente Franco, en esos años Coria del Río aún vivía de las rentas de sus labores. Ellos habían sentado las bases para crecer, algo que el actual alcalde ha ido malgastando desidiosa e insensatamente. Como me toca muy directamente, conocí sus habilidades y sus inteligencias políticas: nunca emplearon los servicios de nadie por sus creencias políticas –y fíjese de qué tiempos hablo- sino atendiendo a su valía en el puesto para ellos que le elegía. No hizo más que aplicar el modo de ser de toda familia, que siempre quisieron a Coria del Río por encima de todo. Pero es que eran corianos y llevaba Coria en ellos. Yo también soy coriano como ellos y me duele ver la Coria actual, como una familia que se va desmembrando hasta desaparecer.

Con esto creo haberle contestado. Claro que hay que dejar de lado siglas, pero sin perder la cabeza en el camino. Estos grandes males exigen grandes remedios y trabajar muy en serio.


- ¿Qué momento de Coria del Río regresa a su mente de vez en cuando?

De Coria del Río lo recuerdo todo. Coria del Río es una de las cosas que no quiero olvidar. Fundamentalmente, tengo el recuerdo de la gente y de mi tierra. De cuando paseo y veo la que está y cómo ha crecido el proyecto que hicieron entre muchos. Entre Carlos Yáñez, que para eso era mi primer alcalde, hombre de confianza y amigo; Paco Nieto, al que recuerdo con auténtico amor; José Vicente Franco y mucha gente más; o Fernando Suárez, ese pedazo de alcalde de Coria del Río, que no pudo acabar una larga trayectoria por su fallecimiento, que falta nos haces. No quiero dejar de mencionar a Luis Yáñez, como persona y político inigualable, fíjate un detalle a la edad de 15 años, tuvo los cojones de pasear una bandera de la república por toda Sevilla, con esto está dicho todo.

.... Felipe González

Yo la verdad en aquella época hubiera dado la vida por él, hoy discrepo un poco, pero a pesar de esto sigue siendo el mejor presidente con diferencia que ha tenido España, le toco bailar con la más fea, fue el que levanto este país, todas las cosas buenas que se han hecho en este país ha venido de la mano de los socialistas.


Si tuviese que definir con una sola palabra la situación actual de Coria del Río, ¿ cuál sería ?

Despropósito.


- ¿Qué cree que necesita con urgencia Coria del Río?:

Sinceramente, un alcalde socialista que recupere las relaciones con las administraciones periféricas y devuelva a Coria del Río al lugar que se merece y le corresponde


- ¿Cuál es el principal problema que tienen los habitantes del municipio de Coria del Río?

Modesto, siendo claro, tiene sus luces y sus sombras, para mí personalmente tienes más sombras que luces. Yo diría que son varios, la limpieza es uno de ellos, tenemos el municipio sucio. Pero hay más, es difícil abrir una empresa o un comercio, es complicado encontrar trabajo… Hay tramos donde ni siquiera hay aceras para transitar con seguridad… ahí que seguir insistiendo. Estas actuaciones nos parecen prioritarias, junto con otras muchas cosas más que mejorarán la calidad de vida de la gente, necesitamos un municipio más transitable y seguro. Que se echa de menos mirando la suciedad que tenemos al mejor concejal que ha pasado en la historia del Ayuntamiento de Coria del Río, me refiero a Pepe Alfaro (El Cigala) solo con echar la vista atrás, esas limpiezas, esos jardines y parques etc. no tenía horario te lo encontraba a las 5 de la mañana en el bar los Claveles tomando el café para iniciar su labor de concejal.


Fotografías: Toni Navarro

- ¿David Díaz actual secretario del PSOE de Coria del Río?

Una persona que yo no lo había tratado nunca, me ha sorprendido su liderazgo, creo que puede ser un buen alcalde, es una persona preparada íntegra e inteligente, viene para servir a la política y no servirse de ella, como pasa en muchas ocasiones hoy día, además lleva en la sangre ser socialista, viene de una familia de izquierda, su abuelo Bautista fue fusilado por los franquistas, su abuela Ramona, se quedó con 4 hijos y venía a lavar la ropa a mi casa, una persona bajita, pero con dos cojones bien puestos para sacar su familia adelante, yo le hablo mucho de su abuela, espero y deseo que sea el próximo alcalde de Coria del Río.


- ¿Con su paso por la política con cual se queda?

Para sobre todo de pasar de una dictadura tan dura, a la democracia, en tener las libertades quitadas, tengo en la mente, que viniendo de vender el pan con 12 años, En la Dehesa de Coria estaba construyendo el Canal de los Presos, observaba a esas personas presas, trabajando de sol a sol, sin sueldo, que apenas podía mantenerse de pie, nosotros vendíamos el pan a los familiares de los presos, estas familias se hacían chozas para estar cerca de sus personas queridas, eso es imposible olvidar ahí tome conciencia que parte de mi vida tenía que dedicarme para que cambiara el régimen que había establecido. Recuerdo una historia que me contaba mi hermano Pepe, vivíamos en casa de mi abuelo, donde estaba la farmacia de Escacena, yo aún no había nacido, en aquel entonces mi padre tenía alquilado la panadería de María Ruiz que está frente a la Capilla de la Soledad, mi hermano Pepe con 12 años, sobre el año 1942, se solía despertar sobre las 2 o 3 de la mañana como niño que era, se iba en busca de mi padre, me contaba como vio una noche al llegar a la plazoleta Virgen del Rocío, un hombre corriendo hacia el Prado, detrás de él, la Guardia Civil, como lo mataron con varios tiros por la espalda.


- ¿Sigues interesándote la política?

Si sigo la política tanto nacional como local, yo soy de izquierda, socialista y moriré socialista. Hay algo en el que no entiendo las personas que cambiar de ideología o de partido, yo puedo discrepar, no estar de acuerdo con algunos compañeros, pero mis ideas están por encima de las personas, nosotros pasamos el partido sigue, por eso tenemos ya 143 años de historia.


- ¿En que ha cambiado la política de hoy a la de su época?

Han cambiado mucho, muchísimo, en mi época éramos socialista, vivíamos para el partido, sin mirar nada, pero hoy para cualquier movimiento ya se exige contraprestaciones, cuando nosotros actuábamos en cualquier acción, repartir octavillas, pegar cartelería etc., las contraprestaciones era pagada con quitar horas al descanso, ponía tu coche, en los mítines que anunciábamos el mismo corrían a gastos nuestro, hoy cuando llegan época de elecciones, veo a furgones grandes. Un día dirección a la Puebla del Río veo pegando carteles del PSOE, y a la vuelta los del Partido Popular, hoy todo es pagado por el partido, en nuestra época no se abonaba a nadie, recuerdo que íbamos en mi coche en un Simca 1200, con Gonzalo Yáñez y varios compañeros, íbamos por el muro, aquel año era el Rocío, amaneció toda la Aldea con carteles del partido socialista.


- ¿Qué echa de menos de aquellos tiempos?

La verdad de los socialistas, la verdad. la verdad…


- Es conocido por todos que usted se muestra a la menor ocasión orgulloso de su pasado político, ¿ cuál es la razón ? Podría apelar a muchas, pero hay una que destaca entre todas, no había secretos, sólo mucho trabajo, diálogo con todos y la fuerza de unas propuestas capaces de convencer porque eran buenas para el pueblo en su conjunto.

- ¿Cómo ves al PSOE?

Para empezar hemos tenido una época que no entendía bien los movimientos que hacíamos en contra de nosotros mismos, ejemplo como obtenerse Susana a favor de Rajoy en contra de Pedro Sánchez, eso es no ser socialista, yo pienso que a la derecha ni agua, el error de Susana parte de convocar elecciones anticipadas en Andalucía fue obtenerse para que Rajoy fuera presidente, ese error se trasladó a nuestra tierra, donde perdimos la presidencia de la Junta a favor de PP, aunque ganamos las elecciones el pacto de PP, CS y VOX, nos privó de gobernar, ten en cuenta que más de 700.000 andaluces no fueron a votar. Juan Espadas ganará las elecciones, hay movimientos de toda la izquierda.


- El turismo es la gran apuesta por todo lo que podemos ofrecer a los visitantes. Sin embargo, no se está promocionando desde las instituciones como se debería. ¿Qué haría Gabriel en este sentido?

Poner todos los huevos en la misma cesta es el error menos original que existe. Todos los programas de contenido vacío llevan el turismo como arma ficticia. Coria del Río es un pueblo con mucha belleza natural, con un patrimonio aún por explotar y con muchas posibilidades de generar ingresos y empleos a través de su entorno. Esto es algo que tiene que venir de la mano de otros proyectos para resultar realmente efectivo. Dar a conocer Coria del Río es tarea de todos los corianos/as. Yo siempre pienso en este lema “Siente Coria del Río” debería poder hacerse realidad.


- ¿ Que es para ti ser socialista?

Creo, por consiguiente, que para contestar a la pregunta hay que hablar de ética, o sea, de convicciones personales. En definitiva, si me siento y soy socialista es porque ésta es la respuesta más racional y ética que he encontrado a las preguntas que me he hecho a lo largo de mi vida. Soy socialista, por ejemplo, porque viví de niño la terrible experiencia de la posguerra. Porque en la escuela primaria me contaba mis padres, del clima de esperanza que había generado la República y padecí luego el revanchismo, la intolerancia, la prepotencia y la asfixia política, religiosa y cultural que nos impusieron los vencedores. Porque sufrí en mis propias carnes la humillación del "háblame en cristiano" cuando utilizaba mi lengua materna y vi de cerca la humillación y el castigo que sufrían tantas personas honestas que habían luchado por sus ideales de justicia y libertad. Soy socialista porque, cuando conseguí salir de mi pequeño círculo de trabajador manual, que no había salida si no nos uníamos todos los pueblos de España y que más allá de nuestras fronteras existía una Europa que renacía y donde las palabras libertad, tolerancia e igualdad no sólo eran palabras, sino realidades. Cuando empecé a conocer aquella Europa de cerca me sublevé al ver que mis compatriotas españoles eran tratados como ciudadanos de segunda o de tercera -experiencia que luego viví en mi propia carne durante mi trabajo- y supe que tenía que luchar por que España y los españoles pudiésemos ser algún día igual a aquellos países más avanzados y más libres. Soy socialista porque en la calle me metí en la lucha clandestina, ingresé en el PSOE al mismo tiempo que encabezaba manifestaciones de protesta, y porque conocí a muchas personas que se jugaban la libertad y hasta la vida por unos ideales de igualdad, de justicia y de libertad que yo compartía.


- ¿Cómo le gustaría que le recordasen los corianos?

Sensato y trabajador


- ¿Merece la pena dedicarse a la política?

Que te digo, a ver las personas que sientan la política, debe ser político, el que no la siente, que vaya a servirse de ella, que se quede en su casa.


- Razones por la que deberíamos votar a David Díaz

Yo creo que debemos votar a David, primero que es una persona con capacidad, íntegra, honesta, y trabajador, y segundo, su familia fue víctima del franquismo – él es de muy izquierda, habrá personas de izquierda, pero como él creo que no, a lo mejor igual. No hacen falta muchas explicaciones si miramos cómo está Coria del Río; necesita un cambio y solo el Partido Socialista lo puede llevar a cabo con garantías. Porque somos la solución a los problemas de Coria del Río. Después de ocho años de abandono total de nuestro pueblo con el gobierno de AxSI, con Modesto González, todos estamos viendo cómo Coria del Río va cayendo a gran velocidad, con aumento del paro, cierre de comercios, jóvenes huyendo en busca de nuevas alternativas, deterioro en limpieza, disminución de la natalidad... Hay proyecto, ganas y experiencia de Gobierno, todo lo que se necesita para revertir la situación de los últimos años. Queremos que los corianos/as recuperen la ilusión y la esperanza y se sientan orgullosos del pueblo en la que viven y en la que quieren fijar su proyecto de futuro.


- ¿Qué destacaría del resto de personas que la acompañan?

Lo primero, su honestidad respecto a su implicación. Todas/os ellos están involucrados en diversos sectores, desde el ámbito privado, bien por su actividad profesional, bien por su aportación al movimiento asociativo, a lo colectivo. Es gente joven que hará un paréntesis en su vida para aportar a un proyecto colectivo compatibilizando su actividad política con la laboral y la experiencia en la colaboración con la administración pública. Tenemos un equipo para gobernar, con experiencia en la gestión de lo público y de lo privado. Que conocen el territorio como nadie, sus debilidades y fortalezas y que forman parte del propio territorio.


- ¿Y qué es un político de verdad?

El que se ocupa de su país por encima de todo, el que es patriota y busca no su bien personal, sino el bien del país al que pertenece.


- ¿Por qué cuando el político de turno llega a ser Alcalde se separa tanto de la realidad del día a día de su pueblo que parece levitar sobre él?

No lo sé, pero es cierto. Imagino que el ritmo frenético, el ansia por conseguir más y más cosas para tu municipio te lleva a emplear todo el tiempo y esfuerzo en ello, quitando tiempo de dedicación precisamente a aquellos para los que quieres conseguir más cosas, los ciudadanos y también, lamentablemente a los más cercanos, tu familia. Es ciertamente una incongruencia.


¿Entonces la política sigue siendo algo en lo que creer?

La política es un valor contable aún en mi vida. Que yo todavía me siga emocionando viendo mítines sobre un escenario, o escuchando audios de Felipe González, o cuando cojo una revista o recorte de prensa y me pongo a repasar unos unas líneas y salen sentimientos… Siempre pienso en el peso de esa generación para cambiar las cosas. Me siento más cerca de los viejos que pelean que de los que lloran. Que un viejo se ponga de mala leche sigue siendo la hostia.


- ¿Quién su referencia política?

Mi referencia política es Felipe González, indiscutiblemente, a nivel nacional, si hablamos a nivel más regional, Luis Yáñez, Alfonso Guerra, y Rafael Escudero, fue un gran presidente para Andalucía, aunque no reconocido, pero la historia lo pondrá en sí sitio.


Fotografías: Toni Navarro

- ¿Cuál fue su momento más emotivo?

Los nacimientos de mis hijos, mi boda, y mi primera Europa League que gana mi Sevilla CF. Aquella final en Eindhoven, yo llore como un niño, y cuando fue elegido presidente Felipe González.


- ¿Qué es Coria del Río para usted?

El hogar donde mi familia, mis amigos y mis vecinos arraigan con la esperanza de poder vivir con dignidad, aumentando calidad de vida y servicios para sus seres queridos. Coria del Río es el proyecto donde cabemos todos, donde construiremos un futuro en el que podamos sentirnos orgulloso de pertenecer a él, desde el cariño a las raíces y a nuestras tradiciones.


- Ya para terminar, díganos si tiene algún proyecto personal o profesional entre manos para este año 2022. Exprésese con total libertad si quiere añadir algo para finalizar esta entrevista.

Mi proyecto personal es muy sencillo, tengo una familia a la que adoro, tengo libros que leer, música que escuchar, paseos que dar, ciudades que ver y, si puedo, contestar a algunas preguntas de mis amigos… “Estoy cada vez en más forma”, confirma. “Ahora estoy más tiempo con mi mujer y cada vez la veo más guapa y estoy más enamorado de ella, por lo que tengo que pensar muchas cosas antes de decidir si quiero seguir”.


- Una frase para estos días...

Felicidad es ese estado de consciencia que procede del logro de los propios valores.



bottom of page