top of page
Buscar
  • La Voz de Coria

El pleno de Diputación rechaza pedir el cese de Garzón con acusaciones de "ataque" al sector

El pleno de la Diputación de Sevilla, celebrado este jueves por vía telemática, ha rechazado una moción del PP que reclamaba solicitar al Gobierno central del PSOE y Unidas Podemos el "cese inmediato" del ministro de Consumo, Alberto Garzón (IU), a cuenta de la entrevista en la que tras avalar a la ganadería extensiva tradicional, avisa de que las "mega granjas" españolas no son "sostenibles" en el plano medioambiental, que contaminan y que exportan "carne de mala calidad de animales maltratados".



El pleno de la Diputación de Sevilla, celebrado este jueves por vía telemática, ha rechazado una moción del PP que reclamaba solicitar al Gobierno central del PSOE y Unidas Podemos el "cese inmediato" del ministro de Consumo, Alberto Garzón (IU), a cuenta de la entrevista en la que tras avalar a la ganadería extensiva tradicional, avisa de que las "mega granjas" españolas no son "sostenibles" en el plano medioambiental, que contaminan y que exportan "carne de mala calidad de animales maltratados".

La moción del PP, defendida por la diputada María Eugenia Moreno como portavoz del grupo, reclamaba una "rectificación inmediata" al presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, quien recientemente aseguraba que el sector cárnico "sigue los máximos estándares de la normativa española y europea"; el "cese inmediato" de Garzón como ministro al considerar que incurre en "ataques" a dicho sector; y que el ministro de Agricultura y Alimentación, el socialista Luis Planas, desmintiese a Garzón, después de que el mismo llamase a no confundir entre la ganadería intensiva y la extensiva y mostrase su apoyo al conjunto del sector ganadero y cárnico.

Para María Eugenia Moreno, el sector ganadero español ha sido "castigado y maltratado" por Garzón, tras lo cual ha negado que en el mismo haya "animales maltratados" y ha defendido que "España es un referente mundial en producción cárnica de calidad", con 2.049 millones de euros de producción en 2020 y la provincia de Sevilla como "principal productora" de carne caprina y ovina en Andalucía, lo que se traduce en 140.000 jornales anuales en la provincia.

ACUSACIONES AL MINISTRO

Así, ha considerado que el ministro Garzón ha incurrido en unas declaraciones "irresponsables" y en un "ataque" al sector cárnico nacional, cuyos productos gozan de "reconocimiento mundial" por su calidad, asegurando que dicho "ataque" cuenta con el "beneplácito" del presidente socialista del Gobierno.

Por Cs, Manuel Benjumea ha recordado que patronales agroganaderas como Asaja y UPA han reclamado la dimisión de Garzón por "dañar la reputación" del sector cárnico español, cuya "calidad está reconocida a nivel global". Con sus declaraciones, a su entender, el ministro "da por hecho que toda la ganadería intensiva incumple y que los animales son maltratados", alegando que "España está dentro de los mejores reguladores" de la Unión Europea en materia de calidad cárnica y alimenticia.

En el caso de Adelante, Teresa de Pablo ha alegado que Garzón "nunca ha desprestigiado de manera genérica la carne exportada por España ni va contra todo el sector ganadero", sino que "se ha referido a las macro granjas", que suponen "un enorme impacto y perjuicio en el medio rural, el medio ambiente y el bienestar animal, desplazando a la ganadería tradicional y las explotaciones familiares y acabando con el mundo rural".

ADELANTE AVISA DE "BULO"

Así, ha avisado de un "bulo" y de una "reconstrucción falaz de una entrevista", a base de "mentiras y falsedades", exponiendo que incluso el PP se ha pronunciando en contra de la ganadería "industrial" en 37 municipios, dado su "impacto ambiental".

La socialista Trinidad Argota, de su lado, ha defendido el "compromiso" del Gobierno central con los ganaderos y el medio ambiente, coincidiendo en que sobre las declaraciones de Garzón pesa "la construcción de un discurso falso para desgastar" al Ejecutivo.

Según ha dicho, Garzón "no ha acusado" al conjunto del sector ganadero de España, si bien "no explicó bien el concepto de macro granjas, que son minoritarias" en este país donde el Gobierno central del PSOE y Unidas Podemos está "trabajando para frenarlas". Así, ha mostrado el apoyo del Gobierno a los ganaderos, "sin extremismos o populismos", asegurando que trabaja para "su blindaje y su transformación sostenible".

MOCIÓN DE VOX

Tras ser rechazada la moción con el apoyo del PP, Cs y Vox pero el voto contrario del PSOE y Adelante, ha sido debatida una similar de Vox que incluía un apartado más en demanda de rechazar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, aprobada por la asamblea general de la ONU con el objetivo de que los estados, desde la soberanía plena sobre su riqueza, recursos y actividad económica, promuevan un desarrollo sostenible en pro de la conservación del planeta.

Tal documento, según el diputado de Vox, Rafael García Ortiz, marca objetivos "contrarios a los interesas de los ganaderos" españoles, reiterando que la Agenda 2030 contiene "postulados" redactados desde el "desconocimiento" del sector agroganadero español y andaluz y que el Gobierno central, en especial el ministro Garzón, promueve "ataques continuos" a dicho sector, siendo la moción rechazada con el mismo resultado de la votación.

bottom of page