top of page
Buscar
  • La Voz de Coria

El Gobierno inicia la contratación de obras para reparar daños en el litoral andaluz tras el último

La Secretaría de Estado de Medio Ambiente, del Ministerio para la Transición Ecológica y del Reto Demográfico (Miteco), ha publicado este martes la resolución por la que se inicia del proceso de contratación de las obras de emergencia para reparar los daños causados por los temporales marítimos, de viento y de lluvias, registrados el pasado mes de marzo y principios de abril en las provincias de Almería, Granada, Málaga y Cádiz, que cuentan con una inversión inicial de 6,18 millones de euros.



Esta iniciativa, acordada en Consejo de Ministros, "forma parte del compromiso adquirido por el Gobierno con los alcaldes de los municipios andaluces con los que se reunió el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, el pasado 7 de abril", a quienes anunció una inversión inicial de más de seis millones de euros "tras una primera valoración para atender los daños más urgentes en las costas", ha recordado en un comunicado la Delegación del Gobierno en Andalucía.


No obstante, la Delegación ha remarcado que en dicho encuentro Morán explicó que "los técnicos de Miteco aún trabajaban sobre el terreno para elaborar los informes, por lo que es previsible que esta cuantificación se amplíe". Además, queda por incorporar las aportaciones que puedan realizar los municipios, fruto de un balance más pormenorizado de forma conjunta con los técnicos de costas.


"El objetivo es atender de forma ágil y rápida las necesidades más urgentes de los municipios y en menos de una semana ya se ha publicado la resolución para iniciar la contratación de los trabajos para responder a las necesidades de los municipios", ha destacado el delegado del Gobierno de España en Andalucía, Pedro Fernández.


Por provincias, la valoración aproximada para Almería asciende a 1,6 millones de euros destinados a contrarrestar la erosión y pérdida de arena en las playas, en las zonas de desembocadura de los ríos y ramblas, retirada de las playas de restos vegetales, así como la reposición de mobiliario urbano al servicio de losusuarios de las playas, como casetas de aseo y casetas de almacén, pérgolas de zona de sombra, etc. Estas actuaciones se desarrollarán en los municipios de Almería, Níjar, Carboneras, Mojácar, Garrucha, Vera, Roquetas de Mar, Pulpí, El Ejido y Adra.


En la provincia de Granada, que cuenta con una inversión prevista de 980.000 euros, los municipios de Motril, en la playa de Poniente; Salobreña, playa de La Charca; Gualchos, playa de Castell de Ferro; así como en Albuñol, playa de La Rabita, presentan daños en mayor o menor medida. En estas zonas se reconstruirán diques, regenerarán playas y se repararán los frentes de las playas.


La costa malagueña fue la más afectada por el temporal, con grandes pérdidas de arena, rotura de escaleras, de cimentación de paseos, daños en escolleras y en infraestructuras de abastecimiento y saneamiento, entre otros daños, de ahí que el importe total previsto ascienda a 2,1 millones de euros para reparaciones en las zonas costeras de Nerja, Torrox, Algarrobo, Vélez-Málaga, Rincón de la Victoria, Málaga, Torremolinos, Benalmádena, Fuengirola, Mijas, Marbella, Estepona, Casares y Manilva.


Por último, en la provincia de Cádiz se han producido daños en los términos municipales de Algeciras, La Línea de la Concepción, Los Barrios y San Roque, donde el Miteco ejecutará actuaciones dotadas con 1,5 millones de euros. Al igual que en otras zonas, los trabajos contemplan la reposición de arena y reparación de daños en infraestructuras.


En total, el Gobierno destinará una inversión de 12.390.000 euros para el conjunto de actuaciones que, además de en las costas de Andalucía, se desarrollarán en Comunitat Valenciana, Murcia, Ceuta y Melilla y, en el plazo de dos meses, revisará las medidas adoptadas para valorar su efectividad y, eventualmente, decidir si son necesarias obras adicionales para proteger el litoral.


DAÑOS GENERALIZADOS EN LA COSTA


Una vez evaluados los daños físicos y materiales, el acuerdo adoptado por el Consejo de Ministros hace constar que la especial intensidad de la borrasca de las pasadas semanas exige actuar sin demora para revertir los perjuicios provocados por el temporal en la costa en general y en distintos puntos del dominio público marítimo-terrestre (DPMT).


Entre otros, los vientos intensos y las olas han provocado erosión y pérdida de arena en las playas, las desembocaduras de los ríos y las ramblas. Una situación que puede poner en peligro el uso y disfrute de las playas, incluso frente a temporales de menor intensidad.

Por otro lado, también se han visto dañados algunos chiringuitos en primera línea y elementos de mobiliario urbano como casetas de aseo, almacenes o pérgolas de sombra. También es destacable el impacto en los sistemas dunares, con la desaparición de 200 metros de duna en la playa de Tavernes (Valencia) y el impacto en la de Cabo Pino (Málaga).


El estudio y la adopción de nuevas actuaciones que permitan una protección más eficaz y eficiente del litoral son una prioridad para el Gobierno. La Dirección General de la Costa y el Mar (Miteco) valora caso por caso los efectos de episodios extremos como los temporales acaecidos en marzo y abril en función de las dinámicas específicas de cada tramo de costa, y de si es previsible una regeneración natural espontánea o precisa de intervenciones extraordinarias. El objetivo en todos los casos es la pronta recuperación de cara a la próxima campaña de verano.

bottom of page