top of page
Buscar
  • Toni Navarro

El cardenal Amigo será enterrado en la capilla de San Pablo de la Catedral hispalense

El sábado a las once y media de la mañana se celebrará la Misa exequial en el Altar del Jubileo de la Catedral. El féretro será trasladado desde la capilla ardiente del Palacio Arzobispo, hasta la seo con el siguiente recorrido: calle cardenal Amigo Vallejo, Alemanes, Avenida de la Constitución y entrada en la Catedral por la Puerta de la Asunción. Sobre la capilla de San Pablo


Tras la Misa se procederá a la inhumación de sus restos en la capilla de San Pablo de la Catedral, que se encuentra entre la capilla Real y la Puerta de Campanilla, dedicada a San Pablo, dispuesta de manera simétrica con la dedicada a San Pedro, y que se conoce también con el nombre de la Concepción Grande debido a la imagen que preside el retablo de esta capilla, la escultura de gran belleza de la Inmaculada Concepción obra de Alonso Martínez, de entre 1656-1658. Del mismo autor es la Inmaculada que se encuentra en la Sacristía Mayor y que forma parte todos los años en la procesión del Corpus; por ello, para distinguirlas, se le denomina a la que preside la capilla de San Pablo como la Concepción Grande debido a su tamaño.

La capilla de San Pablo presenta un retablo cuya traza se atribuye a Francisco Dionisio de Ribas, ejecutado por Martín Moreno en la mitad del siglo XVII, retablo en el que se encuentra la imagen del Crucificado, de grandes dimensiones, del siglo XVI. A los lados de este crucificado, aparecen las imágenes de San Gonzalo y San Antonio de Padua, mientras que, flanqueando a la Inmaculada, se disponen las esculturas de San José y San Pablo.

En esta capilla aparece una lápida de mármol alusiva a la familia de los Sepúlveda, que presenta un escudo de armas, obra de Valdés Leal, del año 1664, y que resulta ser uno de las pocas obras escultóricas de este famoso pintor sevillano. La capilla presenta una vidriera que muestra el martirio de San Pablo, obra de Arnao de Flandes, de 1550. En el muro derecho se encuentra el sepulcro del cardenal D. Francisco Javier Cienfuegos y Jovellanos, realizado en estilo neogótico en 1881 por los Talleres Barrado. Como dato curioso cabe señalar que para esta capilla realizó Murillo su famosa obra de la Natividad de la Virgen, hoy en el museo del Louvre tras haber sido expoliada por los franceses. Algunos de los arzobispos enterrados en la Catedral de Sevilla o sepulcros de mayor interés histórico o artístico destacan:

  • Gonzalo de Mena, que se encuentra en la capilla de Santiago, fechable en el año 1401, según la inscripción que se encuentra en el propio sepulcro. Es el más antiguo.

  • Juan de Cervantes, capilla de San Hermenegildo, 1453-1458.

  • Diego Hurtado de Mendoza, capilla de la Virgen de la Antigua, 1508-09.

  • Diego de Deza, capilla de San Pedro, hacia 1523.

  • Íñigo de Mendoza, primer cuarto del siglo XVI.

  • Baltasar del Río Obispo de Scalas, capilla de la Consolación y los doce apóstoles, hacia 1539.

  • Luis Salcedo y Azcona, capilla de la Antigua, hacia 1734-41.

  • Francisco Javier Cienfuegos y Jovellanos, capilla de la Concepción Grande, 1881.

  • Joaquín Lluch y Garriga, capilla de San Laureano, 1885.

  • Marcelo Spínola y Maestre, capilla de la Virgen de los Dolores, hacia 1912-13.

  • José María Bueno Monreal, capilla de San José, 1987.

bottom of page