top of page
Buscar
  • Toni Navarro

El Ayuntamiento finaliza la construcción de un nuevo espacio de recreo.

El Ayuntamiento finaliza la construcción de un nuevo espacio de recreo en el patio del CEIP Rico Cejudo del Distrito Triana con juegos infantiles, suelo amortiguador y pizarras exteriores. Se trata de un proyecto consensuado con la comunidad educativa del centro que se ha llevado a cabo a través del programa de participación ciudadana Mejora tu Barrio con un presupuesto de 20.579 euros.


El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Distrito Triana en coordinación con la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente, ha concluido la construcción de un nuevo espacio de recreo en el patio del CEIP Rico Cejudo con juegos infantiles, suelo amortiguador y pizarras exteriores.


Se trata de un proyecto que se ha llevado a cabo a través del programa de participación ciudadana ‘Mejora tu Barrio’ y que ha sido consensuado con la comunidad educativa del centro, ubicado en la calle Coruña. Esta iniciativa ha contado con un presupuesto de licitación de 20.579 euros.


La delegada del Distrito Triana, Encarnación Aguilar, ha visitado el CEIP Rico Cejudo, junto a la dirección del centro para comprobar el resultado de los trabajos que se han realizado. Para la delegada, “se trata de una iniciativa que responde a la demanda de la comunidad educativa para habilitar un espacio de juego destinado, especialmente, a los alumnos y alumnas de Infantil. Desde el gobierno municipal, seguimos apostando por la mejora de las instalaciones de los centros educativos públicos con iniciativas que transforman los patios en espacios más habitables para el alumnado”.


La nueva zona de recreo se ubica en un parte del patio que presentaba suelo de caucho continuo que había perdido su capacidad amortiguadora, que no disponía de juegos infantiles. El proyecto ha incluido un espacio con juegos infantiles compuesto por una construcción principal de dos torres con tobogán, rocódromo y pasarela de unión. Le acompaña una casita con asientos por fuera y dos mostradores que estimulan el juego y la imaginación.


Con el objetivo de minimizar impactos y caídas, se ha procedido a cubrir toda la superficie existente de caucho continuo y el acerado perimetral que limita con el muro del cerramiento con una base amortiguadora de espuma de polietileno reticulado de espesor mínimo 25 mm y cubierta con césped artificial, resultando una superficie total de 76,50 metros cuadrados. Además, estéticamente se decoran con motivos y colores infantiles.



El muro del cerramiento que delimita la nueva zona se ha convertido en una pizarra tras los trabajos de enfoscado y enlucido y la posterior aplicación de pintura para exteriores. Por último, se ha colocado una superficie de césped artificial antiestático e ignífugo de hilo de polipropileno rizado con tratamiento anti rayos uva resistente al calor y al hielo y antibacterias.

bottom of page