top of page
Buscar
  • La Voz de Coria

El Ayuntamiento de Sevilla culmina la restauración del lienzo interior de la Muralla de la Macarena

Concluye la primera fase de las cinco previstas en la intervención integral y puesta en valor de este BIC mientras que la segunda, que atañe al Arco de la Macarena, se prevé finalizar en abril, y se avanza en los trámites para iniciar a mediados de año las obras en el muro exterior. “Es la obra más relevante en cuanto a la conservación del patrimonio durante este mandato. La imagen de la Muralla una vez que finalicen las cinco fases de las actuaciones será radicalmente diferente”, ha dicho el alcalde, Antonio Muñoz.



El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente, ha culminado los trabajos de restauración del muro interior de la Muralla de la Macarena tras ejecutar una inversión de 738.438 euros, cofinanciada al 43,24 por ciento por parte del Gobierno central a través del Programa 1,5 % Cultural. Se trata de la primera de las cinco fases de las obras de intervención patrimonial y puesta en valor del conjunto del monumento, mientras que la segunda, en concreto la que atañe al Arco de la Macarena, se encuentra ya al 70 por ciento y la previsión es que termine en torno al mes de abril. El presupuesto completo alcanzará los 3 millones de euros.


El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, ha visitado hoy el lienzo intramuros ya restaurado, acompañado por el delegado de Hábitat Urbano y Cohesión Social, Juan Manuel Flores, la delegada de Patrimonio Municipal e Histórico Artístico, Carmen Fuentes, el delegado del Distrito Casco Antiguo, Juan Carlos Cabrera, el delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández, técnicos de la Gerencia y responsables de la empresa adjudicataria de los trabajos, Patrimonio Inteligente. “Estamos ante la obra más relevante en cuanto a la conservación del patrimonio durante este mandato municipal. La imagen de la Muralla una vez que finalicen esas cinco fase de las actuaciones será radicalmente diferente, como ya podemos comprobar hoy con el lienzo intramuros, y constituirá un elemento de gran atractivo para atraer turistas hacia esta parte de la ciudad y dinamizar el barrio”, ha dicho Muñoz.


Por su parte, Pedro Fernández ha destacado que "con esta restauración se comprueba la efectividad del programa 1,5% Cultural para garantizar la conservación y promover el enriquecimiento del patrimonio histórico, cultural y artístico de los municipios y de los bienes que lo integran. En la capital hispalense el Gobierno de España subvenciona actuaciones que suman una inversión cofinanciada de más de 3,5 millones de euros, entre las que se encuentran esta primera fase ya finalizada y una segunda en la Muralla de la Macarena".


La primera fase culminada de las cuatro intervenciones estrictamente sobre el patrimonio en las que se ha dividido la restauración completa del monumento abarca medio kilómetro de muralla intramuros (560 metros), desde el Arco de la Macarena hasta la Puerta de Córdoba, se ha ejecutado a lo largo del último año. A lo largo de estos doce meses, se han realizado trabajos de consolidación y se han aplicado tratamientos epidérmicos necesarios para la recuperación y puesta a punto de este Bien de Interés Cultural (BIC), en una actuación que ha estado marcada por el absoluto respeto de los valores de este elemento de indudable valor patrimonial y cultural y a partir de las conclusiones derivadas de los estudios previos para diagnosticar sus principales daños y patologías.


Se han tenido en cuenta, asimismo, los resultados obtenidos de los análisis arqueológicos, en los que se han empleado técnicas para generar modelos tridimensionales. De esta forma, se ha conservado el aspecto original de la muralla, restaurándola y mitigando su degradación, pero conservando su pátina y el valor de todas las trazas impresas sobre la misma. Bajo estas premisas, se han realizado trabajos de limpieza general, relleno de fisuras, grietas y oquedades, reintegraciones de volúmenes y de aplicación de tratamientos de protección. En suma, una intervención patrimonial epidérmica para devolver al lienzo interior su aspecto originario y restituir sus valores históricos y arquitectónicos, garantizando de este modo que siga conservándose a lo largo de los siglos.


Al tiempo que han concluido las obras de la cara intramuros de la Muralla y que avanza la licitación del proyecto de actuación en la parte externa, se ultiman también las obras de restauración del Arco de la Macarena, en el extremo occidental este tramo de la Muralla, ejecutadas en un 70 por ciento. La actuación en este caso se centra en consolidar y reparar los pináculos de remate e impermeabilizar la cubierta. De igual forma, se han eliminado reparaciones anteriores realizadas con mortero de cemento y revestimientos en los que se aplicaron productos y pinturas acrílicas, incompatibles con los valores patrimoniales del edificio.


Los trabajos han permitido sacar a luz aspectos reveladores de los estados anteriores de este Bien de Interés Cultural (BIC), entre ellos muestras del almenado de la puerta medieval o elementos decorativos del siglo XVIII como policromías y esgrafiados en tonos ocre, rojo, almagro y negro. Durante las obras también se ha descubierto en el interior del Arco una antigua cámara usada hasta el siglo XIX por el cuerpo de guardia de la Muralla para el cobro del portazgo, que será recuperada y protegida con un vidrio laminar para que pueda ser observada desde el exterior. Este y otros hallazgos han provocado la aprobación de un modificado para este proyecto que elevará la inversión total en este elemento hasta los 225.000 euros, aproximadamente, frente a los 205.000 euros iniciales.


La Muralla extramuros


La tercera fase de la intervención integral sobre la Muralla de la Macarena es la que se refiere a la restauración de su muro exterior, que contará también con aportación del Gobierno estatal. Del presupuesto total de 1.755.149 euros al que asciende esta actuación, el Estado ha transferido 781.503 euros, que equivale al 45 % de la inversión, a través del Programa 1,5% Cultural. Urbanismo ya tiene en marcha el proceso de licitación de estas obras y la previsión es que puedan iniciarse sobre mediados de año.


En el mismo sentido que la intervención realizada en la cara intramuros, la operación prevista en esta parte exterior de la muralla recoge trabajos de tipo preventivo y correctores, que en este caso se extenderán también a la barbacana (muro anterior a la muralla), a la liza (espacio entre la barbacana y la muralla) y a las torres, entre las que destaca la Torre Blanca, que será acondicionada en esta tercera fase de obras. Se estima que la intervención tenga una duración de 18 meses.


La financiación del Ayuntamiento tanto en la cara interna como en la externa se obtiene del Plan Especial de Inversiones procedentes de la venta de inmuebles del Patrimonio Municipal del Suelo, operaciones que generan ingresos destinados a financiar proyectos estratégicos de ciudad.


La Puerta de Córdoba


Por último, en otro extremo del lienzo de la Muralla se encuentra la antigua Puerta de Córdoba, la segunda de las tres antiguas puertas de Sevilla que han quedado en pie, junto con el Arco de la Macarena y el del Postigo. En la actualidad, forma parte de una unidad estructural con la iglesia de San Hermenegildo, cuya propiedad corresponde a la hermandad del mismo nombre. Esta ha presentado un proyecto para la ejecución de actuaciones de emergencia en esta antigua iglesia del siglo XVII que está pendiente en estos momentos del dictamen de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía.


La restauración de la Muralla de la Macarena no estaría completa sin una intervención en este importante y a la vez desconocido Bien patrimonial, por lo que el Ayuntamiento de Sevilla a través de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente ha decidido apoyar económicamente el proyecto de la Hermandad de San Hermenegildo con una aportación de 70.000 euros. Esta colaboración se ha recogido en el correspondiente convenio entre ambas partes.

En una primera actuación de las obras está previsto llevar a cabo la restauración de los paramentos exteriores de la Puerta de Córdoba, tanto de sus fábricas de tapia como de sus portadas de piedra y puertas de madera. En una siguiente intervención se abordará la recuperación del interior.


El entorno


Finalmente, con la idea de mejorar la conservación de la muralla y de sus valores patrimoniales, la Gerencia está trabajando en un proyecto de reordenación de la movilidad de su entorno y del paisaje urbano y en una actuación que permita hacer visitable la liza (o calle interior de la muralla), y la principal y mayor de sus torres, la Torre Blanca, lo que constituiría la quinta fase de la intervención integral y de puesta en valor de la Muralla de la Macarena.

bottom of page