top of page
Buscar
  • Toni Navarro

Coria del Río presume de ser la cuna del Albur del Guadalquivir

Actualizado: 14 oct 2022

Para promocionar la pesca coriana ayer se celebró el Día del Albur. Fritos, a la plancha, en adobo o la lata, los asistentes a la localidad pudieron disfrutar ayer domingo de una degustación de elaboraciones culinarias de un pescado que es santo y seña de la gastronomía provincial. En el mismo se ha reconocido a la figura de Jesús Castro Navarro con el Galardón Albur de Oro 2022, por su trayectoria como riachero del Guadalquivir y por ser el pescador en activo con más antigüedad de la localidad.



El pasado domingo tuvo lugar el ‘Día del Albur de Coria del Río’, un evento de carácter popular con el que se quiere promocionar y homenajear al sector pesquero de Coria del Río, uno de los pilares de la economía de vecinos de la localidad, es un plato exquisito al que nadie puede resistirse. Y como buena prueba de ello, la masiva afluencia de visitantes que ayer acogió la localidad que presume de ser la cuna de este pescado típicamente coriano, santo y seña de la gastronomía provincial. “Tenemos que hacer de embajadores de nuestros productos, que generan empleo y riqueza”, ha subrayado el alcalde, Modesto González


En un discurso repleto de referencias históricas, el experto culinario destacó que el aprecio por este manjar ya era conocido desde la época pasada, «Con un buen vino, o con una cerveza», recomendó Modesto a los cientos de asistentes que al mediodía de ayer ya hacían cola para degustar de pescado que las expertas manos de los cocineros prepararon para el disfrute de todos los visitantes. «Están riquísimos, pero los prefiero fritos», aseguró Salvador Rodríguez, un jubilado de 67 años que acudió ayer por primera vez a esta celebración gastronómica de Coria del Río junto a su mujer, María González, procedentes de Málaga.



«Es verdad que se comen en los restaurantes de la Coria, pero como los freímos aquí, en ningún sitio», presumía, un cocinero con más de cuarenta años de servicio a sus espaldas. «Tienen que estar el tiempo justo para que no se pongan duros, hay que estar muy atentos, y que el aceite esté en su punto de temperatura», confesó este profesional de los fogones.


Esta edición de la fiesta del Albur ha contado con importantes novedades, «A pesar del tiempo que llevamos en el Ayuntamiento, hemos querido que sea una celebración con gran nivel, y que recupere el esplendor que había perdido en los últimos años», aseguró el regidor municipal . El alcalde avanzó que para el próximo año se quiere dotar de más contenidos, con un ciclo de conferencias y exhibiciones culinarias.












bottom of page