top of page
Buscar
  • Toni Navarro

Coria adjudica el diagnóstico y control del mosquito del virus del Nilo en puntos "sensibles"

El Ayuntamiento de Coria del Río (Sevilla) ha adjudicado por un periodo de dos años el servicio de diagnóstico y control del mosquito transmisor del virus de la Fiebre del Nilo con el fin de "cartografiar" los puntos "sensibles" y monitorizar "periódicamente" la situación. En 2020, afectó a 57 personas en la provincia de Sevilla, la mayoría de los casos concentrados en la localidad coriana y en La Puebla del Río.



Esta actuación del Ayuntamiento de Coria coincide con la actualización hecha por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía del mapa con las áreas de riesgo en municipios andaluces. Un diagnóstico "preventivo", ha aclarado el propio consejero Jesús Aguirre, ya que en Andalucía, hasta la fecha, no hay casos de este virus.

A la espera de que la justicia resuelva la reclamación de Coria contra la Junta de Andalucía para que ésta asuma el coste de los trabajos de fumigación preventiva y de control del insecto, el Ayuntamiento ha adjudicado por 43.000 euros a la empresa Andaluza de Tratamientos de Higiene SA el contrato para el diagnóstico y control de los mosquitos transmisores del virus del Nilo Occidental, según la documentación publicada

"De este control quedan excluidas las comunidades de propietarios con zonas verdes, viviendas y jardines particulares, ni serán dichos trabajos a cuenta del Ayuntamiento de Coria a no ser de tratarse de solares abandonados que puedan ser considerados por la Delegación Territorial de Medio Ambiente como focos potencialmente peligrosos", aclara el pliego técnico del contrato.

La campaña contra este tipo de mosquitos se concentra entre los meses de abril y noviembre, aunque "si las condiciones climáticas o los resultados de los muestreos lo aconsejan podrá ampliarse a otros periodos no contemplados expresamente siempre que sean propuestos u ordenados por la Delegación Territorial de Medio Ambiente", apunta el Ayuntamiento.

La adjudicataria tendrá que elaborar una "cartografía" de los puntos "sensibles" para monitorizar "periódicamente" en el pueblo tanto los criaderos de larvas como los refugios de adultos. Igualmente, tendrá que "identificar posibles medidas preventivas específicas más allá de la aplicación de biocidas para reducir la incidencia de ciertos criaderos en la zona de actuación".

Esas medidas podrían ir desde la retirada de contenedores que acumulen agua, la limpieza de canales y acequias para evitar estancamientos e incluso "reducir las superficies de balsas de riego para evitar la presencia de mosquitos en las mismas". El Ayuntamiento especifica en su pliego que "prevalecerán los tratamientos larvarios respecto a los tratamientos adulticidas, primando aquellos basados en la lucha biológica, y solo se utilizarán productos químicos cuando sea estrictamente necesario".

El alcalde de Coria, Modesto González (Andalucía Por Sí), ha vuelto a criticar que la Junta "se ha lavado las manos" al dejar en los ayuntamientos la tarea de fumigación. "El mosquito no entiende de fronteras. Es un sinsentido y será la vía judicial la que resuelva". Mientras tanto, el Ayuntamiento "asume" las tareas de diagnóstico y control del insecto porque "no vamos a dejar desatendidos a los vecinos".

bottom of page