top of page
Buscar
  • La Voz de Coria

Corazones de tela tejidos por voluntarias sevillanas lucen en el pecho de soldados ucranianos

La asociación Corazones con Bata ha enviado 32 toneladas de alimentos y productos de primera necesidad a Ucrania. Dentro de cada caja, unos corazones especiales cosidos por mujeres solidarias y con un mensaje de ánimo en ellos.



Desde que comenzó la invasión rusa, la asociación nacida en Sevilla Corazones con Bata ha enviado 32 toneladas de alimentos y productos de primera necesidad a Ucrania. Dentro de cada caja, unos corazones especiales, cosidos con tela por mujeres solidarias y con un mensaje de ánimo en ellos. En el último envío a Kalush una caja iba repleta de estos corazones solidarios con una carta traducida al ucraniano, para dar un impulso a los soldados que allí resisten, maridos e hijos de las mujeres que piden ayuda.


Estos corazones empezó a tejerlos Lorena Leyva hace tres años durante el confinamiento para los profesionales de la sanidad primero y luego para todos aquellos que seguían dándolo todo en primera línea a pesar del riesgo de contagio por Covid. Más mujeres, aficionadas al patchwork, se le fueron sumando. Y no solo de los pueblos de Sevilla sino de ciudades como Jaén, Huelva, León, Salamanca o Albacete. Pronto, descubrieron que podían cambiar a modo simbólico estos corazones por alimentos, para hacerlos llegar a todos los que estaban sufriendo con la crisis económica que acompaña a la pandemia.


Su labor en Sevilla y en España continúa. Hace poco entregaron 400 kilos de alimentos y 250 litros de leche al Convento de Santa Isabel para las familias que atienden. Pero se han volcado con Ucrania desde que comenzó la invasión, gracias a todo aquel que ha colaborado con donaciones. «Orgullosas de ver nuestros corazones y alimentos... y tristes de ver las trincheras e imaginar el horror que estáis viviendo», indicaba Lorena tras el último envío a Ucrania.


bottom of page