top of page
Buscar
  • La Voz de Coria

Betis - Zenit: la versión del sacrificio para seguir vivo en todo (0-0)

El Betis resiste, se pone el mono de trabajo ante un correoso Zenit y hace bueno el 2-3 de la ida para meterse en octavos de la Europa League.



No fue el partido más seductor de este Betis de Pellegrini que camina firme en su fabulosa temporada. Hoy la cita demandaba personalidad y el equipo la arrojó en contundentes dosis para agarrar su objetivo. Tocó sufrir y fajarse por momentos ante un Zenit que tenía que marcar para sobrevivir. El Betis lo impidió con casta. Validó el 0-0 e hizo bueno su 2-3 de San Petersburgo para meterse en los octavos de final de la Europa League merecidamente.


Porque esta escuadra no solo está demostrando jugar muy bien al fútbol casi siempre, sino que en complejas noches como la de hoy también sabe ponerse el mono de trabajo, pasarlas canutas y dar una alegría a su gente. Hubo suspense hasta el descuento con un gol anulado a los rusos por falta previa a Guido.


El Betis es de octavos en la Europa League y el único equipo español vivo en todo. El domingo, el derbi en Nervión.


Rotó el Ingeniero. Pero lo hizo de forma controlada, dándole al envite europeo la trascendencia que merecía. El gran éxito del técnico chileno es el de haber implicado a prácticamente toda la plantilla, sin desnaturalizar nunca su idea. Por eso ante el Zenit, por mucho Sevilla-Betis que asome, fueron titulares los dos futbolistas franquicia, Canales y Fekir. Las novedades en sí, respecto al anterior triunfo frente al Mallorca, fueron cinco. Varió la pareja de centrales, con Pezzella y Edgar, Guardado entró en el mediocampo, Aitor Ruibal en la banda izquierda y Willian José fue el delantero.


No tuvo el Betis una salida impetuosa al partido. La renta de un gol de ventaja que los verdiblancos se trajeron del Gazprom Arena provocó que el cuadro de Pellegrini optara esta vez por una puesta en escena menos vertiginosa de lo habitual en ataque. Era el Zenit el que tenía que asumir riesgos y así lo interpretó desde el inicio el estratega del banquillo bético. La movilidad de Yuri Alberto y Malcom, además del incordio posicional del gigantón Dzyuba, dio cierto trabajo a la zaga local, con el balón merodeando en varias ocasiones demasiado cerca de los dominios de Rui Silva.


Pese a todo, en la apuesta bética por el control y un excesivo centrocampismo, el conjunto heliopolitano no vivió situaciones de gran peligro durante la primera mitad, salvo un balón envenenado de Krugovoy que tuvo que achicar Aitor en labores defensivas en lo que fue la mejor llegada de los rusos (por llamarlo de alguna manera). El reloj se acercaba en ese preciso instante a la media hora de partido y lo cierto es que habían sucedido muy pocas cosas en el Villamarín. No era mala noticia del todo para los verdiblancos, a los que el resultado de cero a cero les valía para sellar el pase, aunque sin duda el guion esbozaba riesgos evidentes.


La estadística del primer acto lo resumía todo: reparto en la posesión y ningún disparo a puerta por parte de los dos equipos. Una pena, porque el desconocido portero del Zenit, el jovencísimo Odoyevsky (19 años), ofreció unas dudas tremendas y el Betis no lo apretó. Guido se cargaría pronto con una amarilla. Guardado, Canales y Fekir apenas adivinaron espacios. No estuvo cómodo el Betis para lo que acostumbra y ello insuflaba cierto halo de inquietud. Enfrente, la pareja Wendel-Claudinho daba solidez al Zenit en la zona ancha. Los locales necesitaban una marcha más para cerrar la eliminatoria.


Pellegrini no movió ficha en el descanso y confió en los mismos once hombres. Y en los primeros minutos de la reanudación floreció la intensidad. Llegaron más ocasiones en un suspiro que en toda la primera parte. Yuri Alberto dio el susto al batir a Rui Silva, pero el asistente del árbitro turco Halil Umut Meler levantó rápidamente el banderín para invalidar el gol. En efecto, la acción partió de un pase en posición antirreglamentaria de Sutormin. Ello pareció espolear al Betis, que encadenó por fin una fase de buenos minutos en ataque.


Acarició el 1-0 en dos saques de esquina botados de manera excepcional por Nabil Fekir. En el primero de ellos, Pezzella peinó y Guido estrelló su remate en el palo. Fue la más clara hasta el momento. Luego fue Willian José el que pudo marcar de cabeza en otro fabuloso córner del genio francés.


La conducción de Fekir mejoró y esa baza dio alas al Betis. No obstante, el Zenit seguía necesitando el gol más que los verdiblancos y a la mínima que disponía atosigaba arriba liderado por un peligrosísimo Yuri Alberto. Rui Silva tuvo tarea en la anticipación para evitar el mazazo de los rusos. En el tramo decisivo, Pellegrini retiró a Canales y apostó por ganar músculo en la batalla con William Carvalho. Hubo que sudar de lo lindo para aguntar el 0-0. Edgar evitó el gol de Malcom y en el descuento, suspense máximo. Chistiakov anotó de cabeza para los rusos y tras conceder el tanto, el árbitro fue avisado por el VAR. La revisión de las imágenes reveló que hubo un pisotón de Erokhin a Guido Rodríguez que impidió al bético defender la jugada… y el colegiado anuló el gol. Suspiro de felicidad. Y final. Fiesta en Heliópolis. Costó. Pero este Betis que todo lo quiere es equipo de octavos en la Europa League..


FICHA TÉCNICA

Real Betis (0): Rui Silva, Bellerín, Edgar, Pezzella, Álex Moreno, Guido Rodríguez, Guardado (Tello, minuto 90), Canales (William Carvalho, minuto 70), Fekir (Joaquín, minuto 82), Aitor Ruibal y Willian José (Borja Iglesias, minuto 82).


Zenit (0): Odoevski ; Sutormin (Mostovoy, minuto 85), Barrios, Chistiakov, Douglas Santos; Wendel, Claudinho, Krugovoi; Malcom, Yuri Alberto (Erokhin, minuto 83) y Dzyuba (Sergeev, minuto 63).


Goles: No hubo.


Árbitro: Umur Melt, turco. Amarillas para Guido Rodríguez, Krugovoi, Barrios y Erokhin.

bottom of page