top of page
Buscar
  • La Voz de Coria

Así fue el partido solidario entre guardias civiles y seminaristas a beneficio de Manos Unidas

La ciudad deportiva del Sevilla F.C. fue el pasado sábado el escenario en el que por primera vez se han enfrentado guardias civiles y seminaristas para colaborar con la campaña de Manos Unidas. La amplia victoria de los de la benemérita ha evidenciado su superioridad física y amplia experiencia como equipo, aunque el ambiente ha sido de solidaridad, amistad y diversión.



El embajador de la Fundación Sevilla Fútbol Club Antonio Álvarez Giráldez inauguraba el acto en presencia de Luis Ortega Carmona, coronel Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Sevilla, así como de Antero Pascual Rodríguez, rector del Seminario y María Albendea Solís, delegada Manos Unidas Sevilla.


Tras un breve discurso y agradecimiento a los participantes daba comienzo el partido. El marcador se puso a favor de la Guardia Civil que acabó 2-0 a favor de la benemérita y desde el primer momento se evidenció la superioridad del cuerpo de la ley. «Se ha notado la forma física de los guardias civiles que entrenan diariamente», ha dicho Antonio Romero el capitán del equipo del Seminario. Algo que se evidenció en la segunda parte que cerró el resultado 7-2, aunque lo importante no fue el resultado sino la deportividad y contribución a una buena causa.


Momento estelar de la mañana fue la esperada visita de Jesús Navas, jugador titular del Sevilla F.C. que quiso hacerse presente para animar a ambos equipos y colaborar en la difusión de las campañas de Manos Unidas. El defensa rojiblanco, recuperado de la lesión que le ha tenido semanas fuera del césped, no dejó pasar la oportunidad de saludar a los asistentes y animar a la colaboración.


Manos Unidas presenta este año su campaña nº63 cuyo lema es: «Nuestra Indiferencia los condena al olvido» con el claro objetivo de concienciar de las desigualdades y ayudar en la difusión de los proyectos que tiene en marcha para favorecer el desarrollo y sostenimiento de las personas empobrecidas

bottom of page