top of page
Buscar
  • Toni Navarro

Almensilla acoge uno de los 21 proyectos de Empleo y Formación de la Junta

Se invertirán 97 millones en global. En Sevilla se están desarrollando 21 proyectos de la primera convocatoria con más de 300 alumnos trabajadores que aprenderán profesiones demandadas por el mercado más cercano.




La delegada de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, María del Mar Rull, ha visitado hoy junto a la alcaldesa de Almensilla, Agripina Cabello, el Centro de Formación Municipal, donde ha comenzado a desarrollarse uno de los 21 proyectos de Empleo y Formación en alternancia con prácticas profesionales que se están llevando a cabo en la provincia. Se trata del programa que releva a las antiguas escuelas taller y que dará cualificación a más de 300 alumnos sevillanos, 317, a los que contratará desde el principio como trabajadores. Esto es, a la vez que la Junta ya ha anunciado la cuantía reservada para una segunda edición de los mismos, que será convocada de forma inminente y que contará con 97 millones para toda Andalucía. Como novedad importante, se espera la ampliación y renovación del catálogo de profesiones adaptado a las necesidades y demandas de los mercados donde vayan a desarrollarse.


El proyecto de Almensilla, cuenta con una subvención de 385.396 euros, con el que certificará profesionalmente a 15 alumnos en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones Eléctricas de Baja Tensión, que completará con un módulo de fotovoltáica.


Para toda la provincia de Sevilla, Empleo va a destinar a estos programas 7,6 millones a estos proyectos, que abarcarán, principalmente especialidades relacionadas con la construcción, la dependencia, el turismo, las NNTT y la de trabajos en zonas verdes y forestales. Respeto a ellas y en comparación con las antiguas escuelas taller, la delegada destacó que el alumno “será contratado desde el inicio como alumno trabajador, percibiendo el salario mínimo interprofesional, una de las principales novedades y mejoras respectos a las antiguas escuelas taller, donde tan sólo había una parte práctica y laboral, ahora se aprende trabajando desde el principio y como tal se reconoce mediante un contrato”.


Asimismo, quiso agradecer y poner en valor que las entidades beneficiarias “se hayan sumado al enorme esfuerzo de la Junta en su lucha por el desempleo”. Como prueba de ese esfuerzo destacó que el Gobierno andaluz cubría el 100% del coste de los proyectos y que las subvenciones se habían “ingresado a los ayuntamientos y entidades en un pago único y por adelantado, para evitar que se vean obligados a adelantar con fondos propios y recursos municipales el importe necesario para llevarlos a cabo, de modo que esto no sea un impedimento”. También destacó el apoyo de dichas entidades en su “implicación” para el diseño de las acciones formativas, según los parámetros establecidos por las convocatorias, de modo que sean lo más ajustada posible a las necesidades del mercado laboral del territorio donde se desarrollan para su máxima efectividad de cara a la inserción. “Su conocimiento cercano, sus demandas y, sobre todo, su actitud siempre leal y colaboradora son esenciales para que el programa funcione”, puntualizó.

bottom of page